La banca deberá formar ,vendedores cualificados para vender hipotecas



La normativa Mifid 2 para que los mercados funcionen mejor, aprobada parcialmente el pasado 28 de septiembre, obliga a que cualquier empleado que abra la boca para vender un producto financiero (acciones, deuda pública, fondos de inversión y contratos por diferencias, principalmente) reciba formación.



                                                                                                             www.asesoriapiera.com

Gastos relacionados con la utilización de vehículo


La deducibilidad de dichos gastos queda condicionada como requisito previo a que el vehículo del que procede dicho gasto tenga la consideración de elemento patrimonial afecto a la actividad económica desarrollada por el contribuyente. Además, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 22 del Reglamento del Impuesto Sobre la Renta de las Personas Físicas, aprobado por el Real Decreto 439/2007, de 30 de marzo (BOE de 4 de agosto) que regula, en desarrollo del artículo 29 de la Ley del Impuesto (Ley 35/2006, de 28 de noviembre), los elementos patrimoniales afectos a una actividad económica, solo se considerarán afectos a dicha actividad aquellos elementos patrimoniales que el contribuyente utilice para los fines de la misma. De igual modo, no se entenderán afectados aquéllos que se utilicen simultáneamente para actividades económicas y para necesidades privadas, salvo que la utilización para estas últimas sea accesoria y notoriamente irrelevante de acuerdo con lo previsto en el apartado 4 de este artículo, según el cual se considerarán utilizados para
necesidades privadas de forma accesoria y notoriamente irrelevante los bienes del inmovilizado adquiridos y utilizados para el desarrollo de la actividad económica que se destinen al uso personal del contribuyente en días u horas inhábiles durante los cuales se interrumpa el ejercicio de dicha actividad.

Lo dispuesto en el párrafo anterior, no será de aplicación a los automóviles de turismo, salvo los siguientes supuestos:

a) Los vehículos mixtos destinados al transporte de mercancías; b) Los destinados a la prestación de servicios de transporte de viajeros mediante contraprestación; e) Los destinados a la prestación de servicios de enseñanza de conductores o pilotos mediante contraprestación; d) Los destinados a los desplazamientos profesionales de los representantes o agentes comerciales; e) Los destinados a ser objeto de cesión de uso con habitualidad y onerosidad.
Al respecto mencionar la consulta vinculante de la DGT V1173-15.

En el mismo sentido la Consulta V4042-16 de la Dirección General de Tributos confirma que en el caso de que la utilización del vehículo en la actividad no fuese exclusiva, es decir, que también fuese utilizado para otros fines, el mismo no tendrá la consideración de afecto a la actividad económica, no siendo deducibles en la determinación del rendimiento neto ni las amortizaciones, ni los mencionados gastos derivados de su utilización.

                                                                                                      www.asesoriapiera.com

                                                                                                 https://youtu.be/1MhahCR4vEk

Las Hipotecas, el impuesto de AJD y la situación actual


¿Qué es el impuesto AJD de las hipotecas?
La tasa de Actos Jurídicos Documentados (AJD) es un gravamen que cobra la Administración Pública y que se encargan de recaudar las comunidades autónomas, que tienen transferidas las competencias de este tributo. Es decir, los bancos nunca han cobrado este impuesto, que ha ido directamente a las arcas de las autonomías. La cantidad que pagan los clientes por este concepto va desde el 0,5% y el 1,5% del importe de la hipoteca, dependiendo de cada región.

¿Por qué pagaba hasta ahora el impuesto el cliente?
Así lo establecía el artículo 68.2 del reglamento sobre la tasa AJD de 1995. En febrero de este año, el Pleno de la Sala Primera de lo Civil del Supremo dejó claro que el sujeto pasivo del AJD era el consumidor.
Durante 23 años no se había cuestionado este principio, hasta que una sentencia del Supremo del 18 de octubre decidió que tenían que ser los bancos los responsables. En ese fallo se aseguraba que el único interesado en elevar a escritura pública la hipoteca era el banco, por lo que el debía pagar el impuesto. Como había sentencias anteriores contradictorias sobre esta cuestión, se convocó el pleno que terminó decidiendo dejarlo todo como estaba. 

¿Quién paga el impuesto en otros países?
En los países europeos en los que existe una tasa similar al AJD, el sujeto pasivo del impuesto es el prestatario, o sea, el cliente. Así ocurre en Francia, Italia, Luxemburgo, Portugal y Austria, por ejemplo. 
¿Pueden encarecerse las hipotecas?
La mayoría de las entidades ya descontaban que acabarían pagando la tasa a futuro y ya habían encarecido los préstamos para la compra de viviendas. De hecho, una ley del Banco de España vigila que las entidades trasladen al precio los incrementos en los costes como antídoto para evitar la venta a pérdida. Aun así, las entidades no descartan que se mantenga la guerra hipotecaria que habían iniciado incluso tras el cambio legislativo que aprobará el Gobierno. 
¿Quién gana y quién pierde ahora?
Los vaivenes sobre quién debe pagar el impuesto deja ganadores y perdedores. La banca ve eliminado el riesgo de la retroactividad y trasladará el aumento del coste en las nuevas hipotecas. Hacienda también resulta ganadora, que seguirá recaudando este impuesto y evita una batalla legal con los bancos sobre su capacidad para reclamar el AJD de años anteriores, cuando lo pagaban los clientes. En el grupo de ganadores también está el Gobierno, que emerge en la polémica como juez salomónico pero apuntándose un tanto político con los votantes.
Como suele ser habitual en cualquier conflicto legal o político, el cliente será el que acabe pagando los platos rotos: dejará de abonar el AJD pero lo asumirá de forma indirecta con una subida del precio de las hipotecas.


                                                                                                                 www.asesoriapiera.com







Las prestaciones públicas por maternidad percibidas de la Seguridad Social están exentas del IRPF

Así lo refleja en una sentencia de la Sección Segunda de la Sala III, de lo Contencioso-Administrativo, que desestima un recurso de la Abogacía del Estado, que defendía que dichas prestaciones no debían estar exentas del IRPF. El Supremo confirma una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, de junio de 2017, que estimó el recurso de una mujer y ordenó a Hacienda que le devolviera la cantidad ingresada en el IRPF de 2013 por la prestación por maternidad con cargo a la Seguridad Social percibida en dicho ejercicio.

Esta noticia está causando todo un revuelo entre el millón de mujeres y alrededor de 20.000 hombres que han solicitado una prestación por haber tenido un bebé en los cuatro últimos años, el período para el que sería posible reclamar dado que no ha prescrito.

La gran pregunta es: ¿cómo reclamar  y si vale la pena hacerlo?

La única forma fiable de saber la cantidad real que Hacienda estaría obligada a devolver a cada contribuyente es volver a calcular la declaración de IRPF DE CADA AÑO, eliminando de la Declaración las cuantías que durante el año del parto fueron abonadas por la Seguridad Social.

Esto en muchos casos es tarea difícil, en especial para los contribuyentes que en su día aceptaron el borrador de Hacienda, hoy Hacienda trabaja con el Renta Web ,los que acudieron a profesionales ,otro caso diferente ,pues posiblemente conserven los mismos programas informáticos.

Sin esto, la solución es volver a partir de cero y volver a calcular la declaración con la documentación de cada ejercicio.

Si el resultado es favorable para el obligado tributario habrá que presentar una  solicitud de rectificación de la autoliquidación de cada uno de los años.

Aconsejamos tranquilidad , confiamos que en los próximos días la AEAT nos indique los pasos a seguir con más  claridad.

Es importante acudir a un profesional cualificado.
Octubre de 2018



¿Puede un autónomo coger vacaciones ,de las de verdad)?


Los autónomos, trabajadores por cuenta propia, sé dice que  son dueños de su negocio .
Pero lo son  ¿también de su tiempo?

El verano es, sin duda, el momento propicio para descansar, tomarse unas vacaciones y desconectar de la rutina y el trabajo.
 ¿Pueden los autónomos hacerlo?
 ¿Llegan realmente a desconectar?
                                                        https://youtu.be/Fkla-1iLL_k



¿Cómo puedo saber si en mi empresa tengo falsos autónomos?


El falso autónomo es aquel trabajador que a pesar de parecer un trabajador autónomo normal en lo formal, su actividad se desarrolla bajo las condiciones de un trabajador por cuenta ajena. Es una figura ilegal por lo que la empresa, en caso de tener entre sus empleados a algún falso autónomo incurriría en un fraude ante Hacienda y la Seguridad Social.
Lo que caracteriza a un autónomo y que no se cumple en los casos de falsos autónomos es la autonomía a la hora de realizar su trabajo. Un autónomo decide donde desarrolla su trabajo, su horario, sus vacaciones, debe asumir el riesgo de su actividad… es decir, todo lo que tiene que ver con el desempeño de su actividad sin dar cuentas a nadie.
Se trata de una figura muy perseguida, tanto es así que el Plan estratégio de Inspección del Trabajo 2018-2020 tiene como objetivo asegurar la calidad del empleo, detectando los posibles fraudes de este tipo. Este plan incluye la supervisión de la economía de plataformas y actuaciones específicas en relación con los falsos autónomos, becarios y prácticas no laborables.
Es distinto, un falso autónomo del trabajador autónomo dependiente (TRADE), que es aquel que realiza una actividad a título lucrativo de forma habitual, personal, directa y predominante para un cliente del que depende económicamente y del que percibe al menos, el 75% de sus ingresos.
El trabajador autónomo dependiente debe reunir una serie de requisitos entre los que se encuentran el no poder tener trabajadores contratados, debe tener una infraestructura y recursos propios para la realización de su actividad, realiza el trabajo de acuerdo a sus propios criterios, percibe una retribución variable…
Por tanto, son dos figuras distintas.
Si un empresario se da cuenta de que tiene falsos autónomos y quiere regularizar esta situación estaría ante un proceso complicado ya que se arriesga a que el trabajador le exija las cotizaciones anteriores no abonadas y además deberá justificar el porqué de esa situación.
Las sanciones que te pueden interponer por emplear falsos autónomos oscilan entre los 3.126€ y los 10.000€ dependiendo del grado, como se recoge en el articulo 40 de la Ley sobre infracciones y Sanciones en el Orden Social. Además de la sanción, la Inspección de Trabajo puede exigir a la empresa el pago de las cuotas de la Seguridad Social del tiempo que ha estado contratado ese falso autónomo, con el correspondiente recargo.
Además, dependiendo de la gravedad, se podría llegar a incurrir en un delito contra la Hacienda Pública y la Seguridad Social que implicaría penas de prisión.
Sin embargo, para el falso autónomo no existen sanciones.
Ejemplo de esto lo encontramos en un caso que está ahora mismo de actualidad, que es el de la empresa Deliveroo, empresa cuya actividad consiste en el reparto de comida a domicilio y en la que sus repartidores son autónomos. La Inspección laboral ante este hecho ha entendido que están mal encuadrados y ni siquiera valora la opción de encuadrarles como trabajadores autónomos dependientes (TRADE), por lo que le exige a Deliveroo 1,3 millones de euros por cuotas insatisfechas a la Seguridad Social. Ahora es la empresa la que tendrá que realizar las alegaciones que correspondan.
También conviene resaltar las sentencias que se han publicado en estas últimas semanas sobre este tema donde el Tribunal se ha pronunciado reconociendo la existencia de relación laboral y por tanto, considerando a esos trabajadores autónomos como falsos autónomos e imponiendo a la empresa las sanciones correspondientes.
Anteriormente ya había una sentencia del Juzgado de lo Social nº37 de Madrid, del 22 de marzo de 2018, donde se condena a la empresa a pagar a la Seguridad Social las cuotas debidas desde 2013 por entender que con dicho trabajador autónomo se tenía una relación de dependencia propia de los trabajadores por cuenta ajena.
Con sentencias de este tipo lo que se espera es que los empresarios puedan evitar incurrir en este tipo de fraude laboral.
Además el Gobierno va a intensificar las inspecciones de trabajo para luchar contra el fenómeno de los falsos autónomos y contra el fraude a la Seguridad Social. Esta actividad inspectora se va a potenciar a través de cursos de formación especializada y programas piloto en las CCAA.
En conclusión:
Atentos a la figura de un falso autónomo lo mejor es intentar regularizar la situación de ese trabajador lo antes posible para evitar males  mayores si actua la inspecció ó denuncia el propio trabajador.

Fuente : Ciss Laboral
Julio 2018